Nomenclatura de las variables

trans.gif (43 bytes)
trans.gif (43 bytes)

 

 

 

blank.gif (49 bytes)

 

int1.gif (841 bytes)

int2.gif (841 bytes) blank.gif (49 bytes)
blank.gif (49 bytes)
Las variables confirmadas cuando se las cataloga reciben una denominación parecida a la de las matrículas de los coches. Fue Argelander quien la introdujo a mediados del siglo XIX. Como creía que las estrellas variables eran un fenómeno raro, no era probable que pudieran existir más de 9 variables por constelación, por lo que a la primera variable le asignó la letra R seguido del genitivo en latín del nombre de la constelación, a la siguiente la letra S, luego la T, la U, V, W, X, Y y finalmente la Z (R Aquilae, U Cephei, X Leonis Minoris, o abreviadamente R Aql, U Ceph, X LMi).

Pronto quedó claro que estas 9 letras eran insuficientes para designar el creciente número de variables que se descubrían, por lo que llegados a la Z, se empezaron a usar dobles letras: RR, SS, TT..., hasta la ZZ. Cuando se agotó esta fórmula, las siguientes series empezaron por AA, hasta la AZ, BB.. hasta BZ, CC...CZ y así sucesivamente (omitiendo la letra J) hasta llegar de la QQ a la QZ, con lo que se terminaron las combinaciones de letras. Esto permitió designar hasta 334 variables por constelación, pero de nuevo la realidad desbordó las previsiones. Descartando la propuesta del astrónomo holandés Nijiland de volver a designar todas las variables con la letra V y el número cronológico de la variable, seguido por el de la constelación (V1 Lyr se correspondería a R Lyr), se decidió adoptar la idea pero respetando la nomenclatura anterior, es decir, cuando se llegase a la designación QZ en una constelación, la siguiente variable seria la V 335, y así se ha mantenido hasta nuestros días, en que se utiliza esta sopa de letras y números (R Cyg, SU Cyg, V2100 Cyg). Además cuando la variable es una estrella brillante que tiene letras de Bayer, se utilizan estas mismas para designr a la variable: [Image]Cephei, [Image]Lyrae, [Image]Herculis, etc. En algunas constelaciones hay más de 4.000 estrellas catalogadas (V4015 Sgr...). Las variables catalogadas se recogen en el General Catalogue of Variable Stars (G.C.V.S.).

Cuando las variables no han sido confirmadas, pueden adoptarse nomenclaturas provisionales (no siempre es así). Por ejemplo la Wr 31 se refiere a la variable nº 31 descubierta por R. Weber. Existe un catálogo, el New Catalogue of Suspected Variable Stars, cuya de 1982 recoge más de 14 mil variables no confirmadas hasta aquel año y sus estrellas se designan con las siglas NSV seguido del número de estrella: NSV 03131, NSV 10134, etc.


página anterior

blank.gif (49 bytes)
int3.gif (838 bytes) int4.gif (841 bytes)
 
trans.gif (43 bytes)

Grup d'Estudis Astronòmics      

trans.gif (43 bytes)
blank.gif (49 bytes)