trans.gif (43 bytes)espai12.gif (814 bytes)

gea_petit.gif (941 bytes)

trans.gif (43 bytes)espai12.gif (814 bytes)

trans.gif (43 bytes)EL DIBUJO

trans.gif (43 bytes)
trans.gif (43 bytes)
blank.gif (49 bytes)
blank.gif (49 bytes) grog1.gif (890 bytes) grog3.gif (888 bytes) blank.gif (49 bytes)

 

La observación visual de Júpiter, contrariamente a lo que se pueda pensar, todavía es una actividad en la que el aficionado puede aportar datos útiles, al menos mientras no exista un ingenio espacial orbitando permanentemente el planeta mandándonos datos. Actualmente es preciso obtener información de las principales formaciones jovianas, de cómo evolucionan y de sus períodos de rotación.
 

Por otra parte, los profesionales cada vez prestan menos atención a los planetas puesto que, ante la astronáutica, para ellos es una "observación sin futuro". Así, desde que los Voyager sobrevolaron Júpiter, hasta la llegada al planeta de la Galileo, muy mermada, se ha dejado de obtener una información preciosa, habiendo decaído de forma considerable el volumen de datos comparado con el obtenido en las décadas de los años 60 y 70. No obstante, continua siendo necesario y de plena vigencia la misión de patrulla y vigilancia de las formaciones morfológicas de Júpiter, tarea en la que los aficionados siempre han tenido un lugar principal.

Aún en el caso de que un día, más o menos lejano, la contribución del aficionado ya no sea precisa para el estudio de Júpiter, siempre podremos hallar en este planeta (más que en ningún otro) el modo de realizar estudios propios sobre la evolución de ciertos detalles, además de poder correlacionar, mediante estudios estadísticos, la información almacenada durante más de un siglo de observaciones continuas de diversos fenómenos y, quién sabe si podrán servir para una mejor comprensión de lo que nos muestren las naves espaciales en un futuro próximo.

La observación visual de Júpiter no en cierra ninguna dificultad especial; únicamente hace falta perseverar y estar moderadamente dotado para el dibujo. Es decir, hasta no haber realizado medio centenar de observaciones, en el plazo máximo de un par de años, no es posible saber si un observador se halla dotado o no para la observación planetaria.

Al principio prácticamente sólo se alcanzará  a ver las bandas principales, sin apenas detalles e incluso se llegará  a dudar de la objetividad de quienes realizan dibujos plagados de detalles pero, poco a poco, se irá  captando cada vez más y las pocas bandas que se dibujaban de forma muy exagerada se irán estilizando y cada vez pondrán de manifiesto más rasgos. Llegará  el día en que se empiecen a identificar los mismos detalles observados en noches precedentes, y cada vez irá aumentando la curiosidad, se querrá  saber cómo evolucionan y se intentará trazar un planisferio. Si se llega a este punto, Júpiter cautivará  al observador que ya no podrá  prescindir de sus observaciones diarias.

Cuando el observador haya adquirido la experiencia necesaria ya podrá  lanzarse a realizar sus "pinitos" intentando determinar períodos de rotación. Llegado a este punto, es preciso que se opere en el observador un cambio de mentalidad: ya no es preciso demostrar que ve más detalles que nadie y que sabe realizar unos magníficos dibujos "artísticos". Es el momento de pasar de lo bonito a lo práctico, a lo realmente útil.

Se precisa seguir las principales formaciones jovianas, anotando cuidadosamente sus posiciones, vigilando los cambios, la aparición de fenómenos poco habituales... La rápida rotación de Júpiter es un inconveniente para situar los detalles en su exacta posición. Por tanto, se intentará  ignorarla o minimizarla, y en vez de dibujar todo el planeta simultáneamente, se realizará  banda por banda o por regiones, anotando cuidadosamente la hora y situando lo más preciso posible cada detalle en su exacta posición en longitud y en latitud.

 Como lo importante es la posición de cada detalle, durante los primeros minutos de observación, mientras se va acomodando la vista, se procederá  a trazar esquemáticamente las bandas, sin detalles, en su correcta latitud. Luego se procederá  al dibujo banda por banda y para ello se aguardará  a que un rasgo importante de Júpiter se halle ante el Meridiano Central (modo práctico de ahorrarse el tomar un tránsito).

Mientras se vaya dibujando, se vigilarán los detalles de las demás bandas y zonas, y a medida en que vayan cruzando por el meridiano, se irán anotando estos datos en el cuaderno de observaciones. Finalizado el dibujo, el observador se podrá  recrear durante unos minutos más, intentando captar detalles finos, al tiempo que realizará nuevos tránsitos por el Meridiano Central. De todas formas, Júpiter habrá girado tanto que ya empezará  a mostrar un aspecto distinto. Así pues, antes que intentar captar más detalles, será  mucho mejor iniciar un nuevo dibujo.

Prosiguiendo con la idea de lo práctico, no vale la pena el registro de detalles muy finos, que dudosamente podrán identificarse en noches siguientes. Por tanto, lo mejor es realizar unos 3 dibujos del planeta por noche mostrando los mismos detalles: cuando se hallan a unos 30 grados antes de cruzar el meridiano, cuando estén en o cerca de él y cuando lo rebasan en otros 30 grados. Con ello no sólo se obtiene una buena posición del detalle concreto, sino también para los demás que se hallen en el mismo trecho de la banda, aún cuando no se hayan obtenido tránsitos de ellos. Esto significa no invertir más de 30 minutos en cada boceto.

A no ser que se sea un observador muy experto, resulta difícil realizar un dibujo de Júpiter en pocos minutos. Una solución es la de dibujar continuamente, a modo de tira, como si se estuviese realizando un planisferio (también son válidos dibujos de una sola banda o región).

La rápida rotación aconseja empezar a dibujar las formaciones que se van a ocultar por el limbo, prestando luego atención a las nuevas que están saliendo. Por otra parte, el dibujo banda por banda o región, impone ciertas limitaciones: Todos los detalles del Sistema I (NEBs, EZ y NEBn) deben ser representados simultáneamente ya que suelen estar interrelacionados. Lo mismo puede decirse de la STB, RS y SEB, de las regiones templadas NTB, NNTB y NNNTB y sus homólogas del Sur. Por otra parte, en la STZ suelen existir fragmentos de bandas o tiras oscuras y pequeñas manchas blancas, cuyo movimiento puede verse afectado durante sus conjunciones con las WOS; el dibujar por separado estas formaciones podría significar perder una información preciosa.

Es muy interesante la obtención de un planisferio mensual, lo cual puede conseguirse con relativa facilidad observando por espacio de algunas horas durante tres noches consecutivas.

 
DATOS A CONSIGNAR EN EL DIBUJO

Los dibujos se suelen realizar sobre unos impresos especiales, denominados partes, donde ya está  dibujado el contorno del planeta, con el adecuado achatamiento polar, además de las líneas que indican el Ecuador y el Meridiano Central (con el fin de facilitar el poner los detalles en su posición correcta). También se indica la orientación de la imagen, situando encima de uno de los polos la letra N (Norte) o S (Sur). Como los telescopios suelen dar la imagen invertida y para un observador del hemisferio Norte el polo Sur queda arriba, esta es la orientación que suele darse a la plantilla. Además, deben completarse otros datos correspondientes a la observación:

DIBUJO Nº.- Número de orden cronológico del dibujo, contabilizándose exclusivamente los realizados durante la misma presentación de Júpiter. Por tanto, no debe constar el total acumulado durante varios años.

FECHA.- Día, mes y año en que ha sido realizado el dibujo (recordar que siempre se utiliza el Tiempo Universal, UT).

DÍA JULIANO.- Indicación del día Juliano con uno o dos decimales. Se utiliza para facilitar el análisis de las observaciones. Si no se poseen medios para calcularlo, puede dejarse en blanco.

IMÁGENES.- Se indica la calidad de la imagen telescópica con una escala que va de 1 (imagen muy mala) a 5 (imagen perfecta), pudiendo ser utilizados grados intermedios: 2.5, 2.5-3, etc.

CALIDAD DE LA OBSERVACIÓN.- Grado de fiabilidad que el observador da a las configuraciones dibujadas. La escala va de 1 (seguridad total) a 5 (muy poco fiable).

TRANSPARENCIA.- Transparencia del cielo en las proximidades del planeta. Puede indicarse simplemente de forma descriptiva (mala, regular, muy buena, ...) o indicando la magnitud estelar límite a simple vista.

VARIOS.- Otras posibles indicaciones que puedan servir para clarificar alguno de los apartados anteriores.

INSTRUMENTO.- Tipo de telescopio utilizado (N = Newton, R = refractor, C = Cassegrain, SC = Schmidt-Cassegrain, etc.) y su diámetro en milímetros.

FOCAL.- Distancia focal del telescopio en milímetros.

AUMENTOS.- Aumentos utilizados para confeccionar el dibujo.

FILTROS.- Si se han empleado filtros de color y cuáles.

OBSERVADOR.- Nombre del observador.

LOCALIDAD.- Lugar desde donde se ha realizado el dibujo (no donde reside, si es distinta).

NOTAS.- Aquí el observador puede extenderse para dar toda clase de explicaciones (si es necesario) tendentes a explicitar datos sobre lo observado. Si es preciso, puede extenderse al reverso de la plantilla. Con todo, deberían evitarse comentarios irrelevantes.

REGION-DETALLE.- Este es realmente el apartado más importante del dibujo. Debido a la rápida rotación de Júpiter, normalmente no se va a dibujar todo el planeta a la vez, sino que se descompondrá  por zonas. Donde pone REGION-DETALLE se indicará  la banda o bandas dibujadas a la vez, indicando en la casilla UT (Tiempo Universal) la hora con toda precisión (al minuto o mejor). Si se dispone de tablas o programa informático adecuado, se calculará luego el Meridiano Central y al lado se anotará  en la casilla L°, indicando si la formación dibujada corresponde al Sistema I o al II:

STB  20h 55m  183°5 II, SEBn-EZ-NEBs  21h 03m  98°2 I, etc. También se indicarán tránsitos por el Meridiano Central de todo tipo de detalles, de acuerdo con el formato y las normas que se dan más adelante.  

 

dibujo nº____      Fecha d___ m___ a_____ Día Juliano 245______

imágenes       región-detalle        UT        L°    Sistema  
calidad observación   STB     20:55     183,5  

 II 

transparencia 

SEBn-EZ-NEBs 

21:03 

98,2 

I 

varios         
instrumento____mm         
focal _________mm         
aumentos _______x         
filtros         
observador         
localidad         
notas :         
         

 

grog2.gif (888 bytes) grog4.gif (888 bytes)
blank.gif (49 bytes)
trans.gif (43 bytes)

 trans.gif (43 bytes)Grup d'Estudis Astronòmics      

trans.gif (43 bytes)
blank.gif (49 bytes)