gea_transp.gif (1597 bytes)

¿Quieres colaborar en el programa planetario?

esquer_verd.gif (867 bytes)           

dret_verd.gif (865 bytes)

 

Cómo participar


¿Te gustaría colaborar con un equipo puntero en el mundo en el estudio de las atmósferas de Júpiter y de Saturno? Si dispones de cámara CCD, de un telescopio con seguimiento y obtienes imágenes con una resolución como la que te mostramos a continuación, puedes hacerlo.
 

 

Ejemplos de la calidad mínima necesaria en imágenes de Júpiter. La cámara CCD no es decisiva: todas las imágenes, salvo la última, fueron obtenidas con una ST4 de 8 bits (256 niveles de gris). Estas imágenes también sirven de ejemplo en cuanto al tratamiento máximo que debería hacerse.
 

Dos buenas imágenes de Saturno obtenidas por el GEA con un telescopio de aficionado, la primera con una cámara de 8 bits y la segunda con una de 12 bits. En ambas se aprecia bien la división de Cassini. De no darse esta circunstancia no vale la pena guardar las tomas ya que con toda seguridad no mostrarán bien los detalles del disco del planeta.
 

Se trata de obtener con cierta regularidad imágenes de Júpiter y de Saturno con una resolución entre 0"5 y 1". Cualquier cámara CCD sirve para ello y en cuanto a telescopios, pueden valer a partir de 20 cm de diámetro. Para ello se debe utilizar una focal alrededor de los 10 metros (entre 6 y 20 m, según el tamaño del pixel) para asegurar que se pueda obtener todo el poder resolutivo del telescopio en los escasos momentos en que la turbulencia sea pequeña o despreciable. El factor de amplificación puede conseguirse por ejemplo por el método de proyección utilizando un ocular, aunque funciona muy bien una lente de Barlow con un factor de amplificación original 3x del tipo de las actuales que van montadas en un tubo muy corto. Si se instala la lente en un tubo más largo y además se procura que pueda deslizarse en su interior, de una manera muy sencilla se podrá obtener el factor de amplificación deseado, con la ventaja de que se interpone entre el telescopio y la cámara un número mínimo de elementos ópticos que pudieran producir aberraciones.

Las observaciones únicamente deben realizarse cuando exista poca turbulencia (generalmente noches anticiclónicas). Se van visualizando las imágenes por la pantalla del ordenador y solamente se guardan aquellas que realmente parecen buenas, bien contrastadas y mostrando muchos detalles. Es normal que transcurran en ocasiones decenas de minutos sin que pueda guardarse ninguna imagen, o incluso ninguna en algunas noches. Esto no debe preocupar, pues lo que importa no es la cantidad sino la calidad de los datos. La mayoría de las veces dos o tres imágenes por noche bastan para trabajos de patrulla.

El tiempo de pose se debe ajustar de modo que se llene entre el 70 y el 80% del histograma. El enfoque es crítico y además, por los cambios de temperatura va variando ligeramente a lo largo de la noche. En el caso de Júpiter se suele realizar con un satélite o mucho mejor si es visible la sombra de un satélite sobre el planeta. El enfoque de Saturno es mucho más fácil, pues se dispone como referencia de la división de Cassini. Un método fácil para hallar el enfoque óptimo es el de la tapa de la boca del tubo con dos o tres agujeros a los lados (ver figura).
 

Una cartulina en la boca del tubo del telescopio, con tres agujeros equidistantes tal como muestra la figura, facilita la tarea de la búsqueda de foco.

 

Ni que decir tiene, que deberá constar la fecha y la hora en Tiempo Universal con precisión de segundo en cada imagen.

Como en todo, hace falta experiencia. No es probable que de buenas a primeras puedan obtenerse imágenes con la calidad que reclamamos. Sin embargo, si se insiste en ello no hay dudas que puede lograrse. Cuando en el GEA se empezó a utilizar la CCD para los planetas, tampoco se tenía experiencia, pero comentando y comparando los resultados, en pocos meses todos los observadores llegaron a obtener imágenes válidas de similar calidad.
 
 

FILTROS DE COLOR

PROCESADO DE LAS IMÁGENES

ANÁLISIS DE LAS OBSERVACIONES

 

¿EN QUÉ SE PUEDE PARTICIPAR?

Una forma de participación es la denominada vigilancia o patrulla planetaria, consistente en guardar las imágenes con mejor resolución para asegurar el seguimiento de las principales formaciones nubosas de Júpiter y de Saturno, además de alertar INMEDIATAMENTE en el caso de producirse algún fenómeno poco habitual.

Cuando ocurren fenómenos excepcionales, se puede participar mediante una vigilancia intensiva, donde en muchos casos lo importante es poseer datos, relegando a un segundo término la calidad.

Los observadores experimentados pueden hacer también un análisis midiendo posiciones en longitud y latitud de detalles a lo largo de la temporada y luego proporcionar los datos, por ejemplo en forma de tabla, acompañado con planisferios en los que se indiquen los detalles seguidos. Si la experiencia en el conocimiento de estos planetas ya es importante, entonces se puede plantear el hacer auténticos estudios e incluso publicarlos en prestigiosas revistas científicas. En estas mismas páginas se sugieren algunos estudios que podrían llevarse a cabo.

Si lo que gusta no es precisamente observar o analizar, sino el programar, un trabajo muy útil podría ser el realizar una herramienta parecida al AVE, pero pensada exclusivamente para el análisis planetario, que enlazara con los ficheros de datos que proporciona LAIA. Tal vez no tan complejo, puede ser el implementar ciertas rutinas para el tratamiento de las imágenes, para determinar contornos y ajustar automáticamente las elipses, para optimizar la medición de detalles, métodos de autocorrelación, etc., etc. Cualquier aportación puede ser interesante dado que los programadores del GEA están saturados de trabajo.
 
 

IMPORTANTE

Para progresar es muy importante estar bien informado. Una forma de hacerlo es participando en la lista de correo pública astrogea, que no debe plantearse simplemente como que sirve para preguntar cosas, sino también para explicar lo que se hace, dar a conocer experiencias y métodos propios. Es muy útil que los observadores comenten sus progresos entre si, mejor que hacerlo o preguntar directamente al GEA, pues cuantas más ideas se den y más sugerencias se hagan, redundará en beneficio de todos. Debe tenerse en cuenta que nuestro tiempo es limitado y no nos es posible estar mucho rato contestando correo que cualquier otro contertulio podría hacerlo y posiblemente de forma más completa.

En caso estrictamente necesario también se dispone de la dirección de e-mail: gea@astrogea.org. Sin embargo, todo lo que sea susceptible de tratarse públicamente debe hacerse por la lista astrogea.

Una norma es no mandar nunca datos (imágenes o ficheros de cualquier tipo) si no han sido solicitados previamente. Ello es así porque primero, si todo el mundo empezara a mandar datos de forma indiscriminada, se colapsaría el correo electrónico, aparte de obligar a descargar grandes ficheros a quien no lo desea o no lo ha solicitado. Otro motivo es que, comentando previamente lo que se tiene, entonces se puede solicitar que sea enviado pero en una forma o en un formato concreto. Por ejemplo, para mostrar determinado detalle, puede bastar transformar la toma en un GIF de 12 Kb y no mandar un FITS de 250 Kb.

Cuando haya casos de consultas en los que se nos deba mandar alguna imagen, en principio ésta debe ser sin procesar, para que nosotros podamos hacerlo a nuestra manera (se supone que ya sabremos hacerlo). Como mucho, puede haber un pretratamiento con flats, darks y bias.

Y nada más, simplemente ¡ANIMO Y ADELANTE!


mplanetas.gif (2507 bytes) inweb.gif (2121 bytes) mapweb.gif (2256 bytes)