LA SEBD DE 1993

La erupción de la SEB mejor estudiada de todos los tiempos fue la de 1993, pues coincidió casualmente con un esfuerzo coordinado dentro del International Jupiter Watch, denominado "World Astronomy Day 2", consistente en caracterizar la atmósfera de Júpiter en diferentes longitudes de onda, desde el ultravioleta hasta las ondas de radio, para preparar la llegada de la sonda Galileo al planeta. El GEA participó no sólo descubriendo la erupción de la banda, sino asegurando su seguimiento CCD diario durante varios meses, hasta la conjunción de Júpiter con el Sol. 


SEBD. Planisferio obtenido un mes y medio después del estallido inicial de la actividad. Se puede observar perfectamente cómo se desarrolla la perturbación. La flecha azul señala el punto donde se inició la erupción, en tanto que las flechas rojas indican la dirección del movimiento de las tres ramas. La SEBs, tras rebasar en sentido retrógrado la Mancha Roja (GRS), regenera la banda en forma de trenes de manchas oscuras redondas. En la rama central, la más lenta, continúan apareciendo nuevas columnas, en tanto que la rama SEBn, la más rápida de todas, tras avanzar en el sentido de las longitudes decrecientes (hacia la izquierda), ya ha circunvalado tres cuartas partes el planeta (J.M. Gómez).

 

Frente delantero de la rama central o SEBZD. De izquierda a derecha, 6 y 10 semanas después de la erupción (J.M. Gómez, Obs. de Mollet).

 

10 semanas después de su inicio, la erupción empieza a decrecer y las columnas oscuras, que siguen expansionándose, cubren ya un tercio del planeta.Su distribución espacial casi regular sugiere que la perturbación puede ser una onda que se expande por la SEB (imágenes J.M. Gómez).

 


mplanetas.gif (2507 bytes)

inweb.gif (2121 bytes)

manterior.gif (2510 bytes)
mapweb.gif (2256 bytes)