La Perturbación Tropical Sur

Una Perturbación Tropical Sur (STrZD) puede describirse como un oscurecimiento de la STrZ  que está comprendido entre dos extremos cóncavos o en forma de columna curvada que unen la SEBs con la STB. De hecho, no tiene un aspecto único sino que puede depender de muchos factores, tales como el lugar donde se inicia, el desarrollo que tiene, el aspecto de las regiones circundantes, etc. Normalmente la región perturbada va acompañada de un desvanecimiento de la STB o de un desplazamiento de esta banda hacia el interior de la STrZ.

La primera bien documentada y más famosa de ellas fue la STrZD de 1901-39. A lo largo de su existencia mostró diversos aspectos, desde una zona muy intensa, con detalles internos, a varios extremos cóncavos, o simplemente fue como una especie de velo que oscurecía ligeramente la STrZ, casi imperceptible o incluso invisible en algunas épocas, sobre todo las previas a una erupción de la SEB. Lo más curioso de esta perturbación fueron sus conjunciones e interacciones con la Mancha Roja. Al principio, la STrZD poseía una deriva más alta que la GRS, por lo que la alcazaba de nuevo cada dos años. Sin embargo, en cada conjunción la Mancha roja salía acelerada por lo que cada vez se dilataban más los encuentros, que en total fueron 9. Finalmente en 1939, en su décimo encuentro desapareció cuando, casual o no, se estaban generando los tres óvalos blancos de la STB o WOS.

strd1904.jpg (27810 bytes) La naciente STrZD vista en 1904 por Comas Solá.

Esta perturbación no fue única. La mayoría de los escasos dibujos de Júpiter del siglo XIX muestran aspectos que en todo recuerdan a perturbación de 1901-39. Es más, cuando la perturbación es muy visible, la Mancha roja suele ser muy débil o casi invisible y así fue durante la mayor parte del siglo diecinueve excepto en sus dos últimas décadas y en casi todo el siglo XVIII. Con posterioridad han habido otras STrZD, en ocasiones denominadas "tiras tropicales" pues se desarrollaban generalmente como consecuencia de la evolución de un apéndice o banda tropical que partía de la Mancha roja, pero duraron poco. Las hubo en 1941, 1946, 1955, 1967, 1970, 1975, 1979-82 y 1984. La última detectada, precisamente descubierta por el GEA (J. Guarro), fue en 1993, poco antes de la SEBD de aquel año, cuando la región era muy clara y nada hacía presagiar su desarrollo, pues suelen ser el epílogo de una SEBD o de un episodio de gran actividad continuada de la SEB.
 

Aspecto de una STrZD tal como lo captaron las cámaras de Voyager 2. Se aprecia la parte interior y una vigorosa columna final. Las manchas de la SEBs que avanzan en dirección a la Mancha roja, son deflectadas hacia el Sur (arriba) por la columna y recirculan en sentido contrario.

 

Esquema de los movimientos de la Perturbación de 1979 y de otros detalles relacionados directa o indirectamente con ella, según Sánchez Lavega.

 

Existen algunas teorías para explicar con mayor o menor fortuna el comportamiento de una STrZD. De momento lo único fiable es lo que nos muestran las observaciones, y es que las columnas delanteras y traseras marcan los límites de una gran célula de circulación cerrada en sentido anticiclónico. Es decir, mientras que la circulación en la STrZ (y en todo el planeta) es barotrópica (en el sentido de los paralelos), al nivel de las columnas la circulación es en sentido meridional. Se han observado manchas progresando por la SEBs que, al llegar a las columnas han sido desviadas hacia el sur, para reemprender su marcha a lo largo del borde norte de la STB en sentido contrario, incluso en ocasiones interviniendo la Mancha roja cerrando el circuito. Es la llamada "recirculación" o "circulating current" en los relatos clásicos del planeta. Puede sorprende este comportamiento, pero no hay que olvidar que en cierto modo la propia Mancha roja se comporta como una vigorosa célula de este tipo. Es posible que el fenómeno de las STrZD, sino permanente, si puede estar presente en ocasiones sin que sea detectable cuando no existen nubes oscuras en su interior. Tal sería el caso de la STrZD de 1993. De ser cierto, la actividad de la SEB no sería la causa sino que simplemente pondría de manifiesto el fenómeno al aportar nubes "trazadoras". Sin embargo, sus efectos sobre la STB dan a entender que puede tratarse de un fenómeno mucho más complejo.
 
 

Perturbación Tropical Sur aparecida a inicios de 1993 . Las flechas señalan la posición de las columnas delantera y final. La imagen (Pic du Midi) muestra el aspecto que tenía el 26 de Marzo de aquel año. Fue avanzando hacia la Mancha roja, a la que alcanzó a fines de Mayo. Además, alteró profundamente el desarrollo de la rama SEBs de la SEBD que se inició el 6 de Abril, impidiendo durante un mes y medio que progresara. La aparición de esta STrZD previa a la SEBD parece demostrar que la una no es estrictamente consecuencia de la otra, sino que el material oscuro de una SEBD simplemente puede actuar de "trazador" del fenómeno, poniendolo de manifiesto.
La Perturbación de 1993 vista en la banda del metano de 890nm desde Pic du Midi. Esta imagen proporciona una información preciosa de cara a la comprensión del fenómeno. Se aprecian perfectamente las dos columnas o extremos cóncavos así como que el interior es más oscuro, lo que indica que se halla más profundo que las secciones blancas de la STrZ visibles a ambos lados, las cuales constituyen dos células de circulación anticiclónica. La de la izquierda se extendía hasta la Mancha roja que probablemente cerraba el "circuito", mientras que la de la derecha se iba diluyendo con la distancia, lo que sugiere que tal vez no se cerraba la recirculación por el otro extremo. El detalle brillante de la parte superior, en la STB,  es la WOS FA.

 

Bibliografía

puntet.gif (63 bytes)B.M. Peek, The Planet Jupiter, Faber and Faber, London, 1958

puntet.gif (63 bytes)J.H. Rogers, The Giant Planet Jupiter, Cambridge Univerty Press, 1995.

puntet.gif (63 bytes)A. Sánchez-Lavega y R. Rodrigo, Ground based observations of synoptic cloud systems in southern equatorial to temperate latitudes of Jupiter from 1975 to 1983, Astronomy and Astrophysics, 148, 67-78 (1985).
 


mplanetas.gif (2507 bytes) inweb.gif (2121 bytes) mapweb.gif (2256 bytes)