Como montar un tubo óptico sin dejar el telescopio lleno de agujeros

Debe escoger un tubo de un longitud igual o ligeramente superior a la distancia focal del espejo primario y de diámetro 50 mm. superior.
Suponiendo que el barrilete sea el típico de dos discos de madera, el primer paso es ajustar el barrilete al diámetro interior del tubo. El ajuste se puede hacer a lima o con plato de lija acoplado a la taladradora. Se debe poner especial cuidado en que quede circular, y centrado todo lo posible respecto al diámetro del disco menor. soporte del espejo. El ajuste al interior del tubo debe ser tal que permita el montaje cómodo pero a la vez «aguante» la forma del tubo. Un barrilete demasiado pequeño deformaría el tubo al ser atornillado.
Limpie cuidadosamente con alcohol el dorso de los espejos, la cara inclinada de la araña y la superficie superior del barrilete. Coloque una generosa capa de silicona sobre araña y deje encima el espejo sin presionar, para que al menos quede un almohadilla de silicona de 2-3 mm. y espere un par de días a que seque completamente. El primario se une también con silicona, pero con la precaución de poner 3 gruesos (unas monedas) en la periferia. Se colocan tres puntos de silicona, se apoya en ellos el espejo, que la chafará hasta quedar apoyado en las monedas, y se deja secar. Al día siguiente, se quitan las monedas y ya tenemos el primario centrado y "flotando" sobre tres pads elásticos, libre de tensiones. Los espejos deben estar rigurosamente centrados en su soporte.
Mientras tanto, proceda a pintar de negro mate el tubo interiormente y a taladrarlo. Para calcular donde van los agujeros, siga las instrucciones siguientes: A 50 mm. del fondo del tubo, haga tres agujeros de 4 mm. a 120° que servirán para soportar el barrilete. Para conseguir que queden bien, hay un truco. Abrace el tubo con un papel grande y ancho, que tenga un borde bueno. (una hoja de periódico, por ejemplo). Haga que, a la vuelta, el borde del papel pase justamente por encima de sí mismo en la primera vuelta y marque el punto donde se cumple una vuelta completa. Ya tiene la longitud de la circunferencia. Sólo tiene que dividirla por tres, marcarla en el papel y volver a enrollar el tubo. Hacer coincidir los bordes en las vueltas garantiza que los agujeros quedaran perfectamente horizontales respecto al eje del tubo.
Mida la altura (a) desde el centro del grueso del disco mayor del barrilete hasta la superficie del espejo. Para esta medida, compruebe que los tornillos con muelle que hay entre los dos discos de madera estén aprox. a la mitad de su recorrido. Súmele la distancia focal. Réstele el radio (r) del tubo (¡no se confunda con el diámetro!) y 80 mm. Esa distancia es la que debe de haber entre los taladros de fijación del barrilete y el agujero del portaocular. Mida ahora la distancia (da) desde la superficie del secundario hasta el centro de las láminas o varillas roscadas, según como se fije la araña al tubo, cuando los tornillos están más o menos a la mitad de su recorrido. Esta es la distancia que debe aplicar por encima del portaocular para realizar los tres taladros de fijación de la araña. Hágalos con el mismo papel que hizo los del barrilete.
Cuando la silicona esté seca, monte el tubo al completo. Si está montando un dobson, coloque incluso un ocular, pues se trata de encontrar el punto de equilibrio del tubo para situar los platos de elevación. Animo, que es más difícil describirlo que hacerlo.