gea_transp.gif (1589 bytes)

El survey del Harvard College Observatory
Annie Jump Cannon

trans.gif (43 bytes)
trans.gif (43 bytes)

catala.gif (881 bytes)

 

blank.gif (49 bytes) 

 

int1.gif (841 bytes)

int2.gif (841 bytes) blank.gif (49 bytes)
blank.gif (49 bytes)

 Harvard.jpg (1391 bytes)

cannon1.jpg (3940 bytes) Annie Jump Cannon nació el 11 de diciembre de 1863, en Dover, Delaware. Se graduó en la universidad de Wellesley en 1884. Durante varios años viajó y fue a Europa, aficionándose a la fotografía y a la música. En 1894 volvió a Wellesley durante un año para seguir un curso avanzado de astronomía, y en 1895 se matriculó en Radcliffe para continuar los estudios impartidos por el profesor Edward C. Pickering, que era director del Harvard College Observatory.

En 1896 Annie Jump Cannon fue empleada por profesor Edward Charles Pickering para catalogar las estrellas variables y para clasificar los espectros de estrellas observadas desde la estación de Arequipa.

No era excepcional contratar a una mujer, pues entre el personal de Harvard había muchas mujeres y se referían a ellas como "computadoras" porque realizaban la clasificación de estrellas y la reducción de datos complejos. Cobraban 50 centavos a la hora... Otras mujeres que trabajaban allí como ayudantes eran conocidas como como "registradoras" porque registraban los datos.

Allí, junto a Williamina P.S. Fleming, dedicó sus esfuerzos al proyecto ambicioso de Pickering, empezado en 1885 de registro, clasificado y catalogado de los espectros de todas las estrellas hasta la novena magnitud. El esquema de la clasificación espectral por la temperatura superficial usado en el proyecto y más tarde convertido en universal fue en gran parte el trabajo que ella desarrolló a partir de sistemas anteriores, determinando y clasificando los espectros para más de 225.000 estrellas. Su trabajo fue publicado en nueve volúmenes con el nombre de Henry Draper Catalogue (Cannon y Pickering, 1918-24).

En 1911 sucedió a Fleming como responsable del archivo fotográfico y en 1938 fue nombrada profesora de astronomía del William Cranch Bond. A partir de 1924 extendió su trabajo, catalogando decenas de miles de estrellas adicionales hasta la magnitud 11 para la Henry Draper Extension (1925, 1949) de dos volúmenes. En el curso de su trabajo también descubrió unas 300 estrellas variables y 5 novas.

Entre los numerosos honores recibidos fue nombrada doctor honoris causa por la Universidad de Oxford (1925), el primero concedido a una mujer. En 1923 fue elegida una de las doce mujeres americanas vivas más importantes. En 1931 le fue concedida la medalla Henry Draper de la National Academy of Sciences. En 1933 estableció el Annie J. Cannon Prize de la Sociedad Astronómica Americana. Se jubiló oficialmente del observatorio en 1940 pero continuó la investigación hasta su muerte en Cambridge, Massachusetts, el 13 de abril de 1941.

cannon2.jpg (4591 bytes)


cannon.jpg (19703 bytes) Cuando en 1911 designaron a Srta. Cannon encargada del archivo fotográfico del observatorio, comenzó a examinar sistemáticamente las placas fotográficas para clasificar todas las estrellas hasta la novena magnitud (un cuarto de millón). La velocidad a la cual Cannon trabajaba era fenomenal. Clasificó 5.000 estrellas por mes entre 1911 y 1915. Para mantener este ritmo ordenó el trabajo de modo que examinaba la placa fotográfica y daba en voz alta una designación alfabética para cada espectro estelar a una ayudante que lo registraba en un cuaderno instalado para este propósito. Para las regiones escasamente pobladas del cielo, Cannon alcanzó un índice de más de 3 estrellas al minuto. Para regiones más densas bajaba a la mitad. En su cuaderno de registro anotaba la fecha y la hora en que empezaba y terminaba cada sesión de clasificación.
Estableció el sistema de clasificación espectral de las estrellas que es usado hoy en día, el famoso OBAFGM, y con una simple inspección era capaz para cada tipo de determinar el grado de subdivisión (de 0 a 9). Aunque antes de 1915 ya había terminado de clasificar los 225.300 espectros estelares del Henry Draper Catalogue,  luego cada estrella tuvo que ser identificada y su posición y magnitud verificada correctamente a partir de otros catálogos de la época, lo que tomó a algunos años más, siendo publicado el primer volumen en 1918 y hasta 1924 no estuvo disponible el noveno y último. No contenta con ello, prosiguió con este trabajo el resto de su vida hasta que el catálogo contuvo unas 400.000 estrellas, con lo que pude decirse que le consagró toda su vida. El Henry Draper Catalogue ha sido una herramienta básica para las siguientes generaciones de astrónomos.  

 

int3.gif (838 bytes) int4.gif (841 bytes)
anterior_red.gif (1701 bytes) mapa_red.gif (1789 bytes) inicio_red.gif (1659 bytes)
trans.gif (43 bytes)

Grup d'Estudis Astronòmics      

trans.gif (43 bytes)
blank.gif (49 bytes)